POR QUÉ NO ESTOY EN PODEMOS (NI EN IU)

Foto: Málaga Ahora
Foto: Málaga Ahora

[Columna aparecida originalmente en eldiario.es]

Mi militancia en un partido político se reduce a tres o cuatro meses cuando yo contaba veintiún años. Era 1996, y Aznar había ganado las elecciones, así que mi pareja de entonces y yo pensamos que “había que hacer algo”. Y nos afiliamos a IU. Asistí a unas cuantas asambleas de mi distrito y otra general. En todas ellas se dedicó buena parte del tiempo a decidir a quién había que expulsar de la organización. Algo muy parecido, por cierto, me sucedió en mi igualmente breve paso por CNT.

Llevo veinte años participando activamente en política, pero, a excepción de esos escasos meses, nunca he formado parte de ningún partido. El sitio en el que siempre he estado cómodo ha sido el de los movimientos sociales, y del que más aprendí fue sin duda del zapatista, además de mi experiencia, que se prolonga desde 2007, en La Casa Invisible de Málaga. En los últimos años, tras el 15M, mi hogar ha sido el Movimiento por la Democracia, una federación en la que hace un tiempo comenzamos a darle vueltas a la idea de crear un movimiento municipalista. Guanyem fue el impulso definitivo que nos hizo caminar por esa senda. Sigue leyendo

MARCAS ELECTORALES Y PLATAFORMAS CIUDADANAS

[Publicado originalmente en eldiario.es]

ganemoslenin_opt1_optLa semana pasada recibí una llamada del representante de mi sindicato, uno de los que ha impulsado la Marcha por la Dignidad andaluza prevista para el día 29 de este mes. Comisiones Obreras y UGT, me dijo, estaban intentando desactivar los fundamentos de esa iniciativa mediante el sencillo método de apropiarse de su nombre. El resto de sindicatos, alarmados e indignados, iban a sacar un comunicado para dar a conocer la situación. Me llamaba a mí porque se había enterado por la prensa de que Ganemos Málaga estaba sufriendo una situación similar. Era cierto.

Desde el pasado 12 de noviembre esta plataforma se ha escindido en dos grupos. Una de esas fracciones está íntegramente compuesta por militantes y cargos de Izquierda Unida. La otra por todos los demás: vecinas y vecinos anónimos, muchos provenientes de mareas, movimientos sociales como la PAH, centros de gestión ciudadana, diferentes agrupaciones, pequeños partidos, círculos de Podemos, etc.

Sigue leyendo